¡BIENVENIDOS Y BIENVENIDAS!


Bienvenidos a www.ECUADORCANNABICO.tk, de hoy en adelante ésta será tu página de información pro-legalización de esta mítica planta y todos sus derivados medicinales, recreacionales, de uso espiritual e industrial.

Aquí encontraremos, difundiremos e intercambiaremos material escrito y audiovisual, así como propuestas de acción para la consecución de objetivos científicos, ideológicos, culturales y políticos que contribuyan al proceso de legalización y despenalización de "María".

Dejamos totalmente claro que nuestro pensamiento no va dirigido al apoyo del comercio (legal o ilegal) y/o narcotráfico de este y otros enteógenos naturales, más bien estamos interesados en la difusión de la información para el cultivo autogestionado para uso y consumo curativo, lúdico, ritual y mental del cultivador como de sus personas cercanas.

Construyamos juntos un porvenir libre para un recurso natural que debe ser un derecho de la humanidad, y localicemos nuestra lucha en estas latitudes, tomando el ejemplo de tantos otros lugares donde se ha conseguido que la siembra, el cultivo y consumo de cannabis sea legítimo para tod*s.

Ecuador Cannabico, información libre desde: Martes, 1 de Diciembre de 2009.

domingo, 20 de diciembre de 2009

El Cannabis como medicina


Que la prohibición no es justificable, se hace evidente cuando se mira los hechos medicinales sobre la planta. En casi todos los países existen médicos e incluso movimientos de médicos que promueven el uso del cannabis como medicina, para prevención de enfermedades o para fines recreativos. A causa de la prohibición médicos sugieren el consumo de productos cannábicos a pacientes ilegalmente, ya que los beneficios que la substancia activa del Cannabis, el THC (tetra hidro cannabinol) tiene para varias enfermedades son indudables.
Hoy en día ya varios países legalizaron la marihuana, o el medicamento a base de THC Dronabinol , y se puede conseguirlo legalmente en farmacias, con prescripción del médico. En Holanda, Suiza, Austria, España, Canadá, California y ahora también en Alemania es legal el uso de Dronabinol o incluso de marihuana medicinal de alta calidad para pacientes de diferentes enfermedades.
El siguiente texto es una traducción libre del alemán, sacado de la revista Hanf Journal (Revista Cáñamo) de octubre 2009, escrito por Dr. med. Franjo Grotenhermen, del instituto nova en Hürth, Colonia, presidente del colectivo de cannabis como medicina ACM.

               
Como el consumo de cannabis influye en el riesgo para cáncer de cabeza y de nuca

Hace poco científicos de cuatro universidades en los Estados Unidos publicaron un resultado sorprendente sobre la influencia del consumo de cannabis a una forma agresiva del cáncer de cabeza y de nuca. Según éste estudio el consumo de cannabis redujo el riesgo para la formación de cancroides. Siete estudios anteriores sobre el tema llegaron a resultados contradictorios. Aquellos resultaron unos altos y otros en una baja del riesgo para cancroides en la cabeza en consumidores de cannabis.
En el nuevo estudio compararon 434 pacientes de cáncer de nueve instituciones medicinales que se enfermaron entre 1999 y 2003 con 547 personas sanas. Las personas sanas fueron seleccionadas ocasionalmente de los registros civiles, de modo que coincidieron con los enfermos respecto a edad y sexo igual como domicilio. Mediante un cuestionario se consiguió informaciones de los participantes sobre su consumo de cannabis, alcohol y tabaco, igual como otros datos.
Bajo consideración de otros posibles factores que podrían influir en el riesgo de cáncer, el actual consumo de cannabis fue asociado con la reducción a la mitad del riesgo de cáncer, aproximadamente. Entre los enfermos de cáncer se encontraron menos consumidores actuales de cannabis que en el grupo de control con las personas sanas. El fumar tabaco y el consumo de alcohol, en cambio, fue asociado con un alto riesgo para la formación de cancroides. El consumo moderado de tabaco (menos que 20 cigarrillos por día) y consumo bajo de alcohol (menos que ocho bebidas por semana), por el contrario, no fue asociado con un riesgo alto de cáncer, cuando los afectados consumieron cannabis al mismo tiempo. Los autores del estudio además señalaron que el cannabis también evidentemente baja el riesgo de cáncer elevado de consumidores muy frecuentes de tabaco y alcohol.
El riesgo más bajo entre los consumidores de cannabis tuvieron las personas que usaron la droga desde hace 10 a 20 años, igual como consumidores menos frecuentes que consumen una vez a la semana, y personas que empezaron con el consumo después de los veinte años de edad. Pero también todos los demás consumidores de cannabis mostraron un riesgo reducido en comparación con no consumidores. Alrededor del 20 por ciento de los participantes eran consumidores actuales de cannabis que señalaron una frecuencia de consumo moderada de entre una y cinco veces por semana. Por eso la influencia al riesgo de cáncer de un consumo de cannabis muy frecuente no se podía incluir en el estudio.
Los resultados de esta investigación coinciden con la mayoría de los resultados de los estudios anteriores. Aquellas, en cambio, fueron llevadas a cabo en su mayoría con una cantidad menor de pacientes. El primer estudio sobre el tema del año 1999 con 173 enfermos de cáncer y 176 personas sanas, por el contrario, resultó que el consumo diario de cannabis cuadruplica el riesgo para cancroides en cabeza y cuello. Aquel estudio sin embargo ha sido criticado porque las personas de control no han sido elegidas ocasionalmente, sino de un grupo de donadores de sangre que desde el principio podrían haber consumido cannabis menos frecuentemente. Aquella selección posiblemente ha adulterado el resultado. Los autores del nuevo estudio han sido más cuidadosos respecto a la selección de las personas de control, así que el resultado presuntamente refleja mejor a la realidad.
Una cantidad de estudios experimentales anteriores ha demostrado que cannabinoides tiene características indemnizantes para el cáncer. Se podía demostrar que cannabinoides hace más lenta la división celular y así la reproducción de células cancerígenas, lo que conduce a una muerte de célula programada, además disminuye la formación de metástasis.
Por otro lado, el humo del cannabis contiene muchas sustancias cancerígenas, que también se encuentran en el humo del tabaco, como por ejemplo  nitrosaminas e hidrocarburos poli cíclicos. Aquellas sustancias se producen al quemar los productos vegetales secados y también son responsables por problemas respiratorios, como sobre todo bronquitidas crónicas, que aparecen entre fumadores de tabaco y de cannabis. La diferencia más destacada entre el humo de cannabis y el humo de tabaco es la existencia de cannabinoides en el uno y de nicotina en el otro. Aparentemente aquella es la diferencia que podría impedir que en consumidores de cannabis, al lado de problemas respiratorios también aparezcan los mismos riesgos de cáncer, como en consumidores de tabaco. El fumar cannabis es, en cambio a la ingesta, por ejemplo en galletas, o a la inhalación mediante un vaporizador, un método no recomendable del consumo de cannabis. Porque, aunque no se produzca cáncer, el pulmón le agradece al consumidor si no lo contamina con el alquitrán del cigarrillo de cannabis.

¡El cannabis salva vidas, la prohibición es un crimen a la humanidad!

¡Despenalización AHORA!


2 comentarios:

Anónimo dijo...

sufri un accidente y los medicos me dijeron q no volveria a kaminar despues de estar postrado 10 meces en una cama enpece a konsumir thc komo recreacion y alibiar los dolores y he vuelto a kaminar no digo q sea el thc el q lo konsigio pero la actitud q tome ante la vida gracias al thc me ayudo mucho

Anónimo dijo...

sufro depresion y quisiera saber que se un psiquiatra me puede medicar marihuana medicinal